dilluns, 19 d’abril de 2010

Los pacientes con fibromialgia son más propensos a la hipervigilancia que las personas sanas

ORIGEN: http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=35376

Según un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) los pacientes que padecen fibromialgia son más propensos a la hipervigilancia que las personas sanas; es decir, tienden a estar alerta constantemente aunque no haya ninguna presencia real de signos de amenaza.

FUENTE | URJC - mi+d 07/07/2008

Así se desprende de la investigación "Hipervigilancia e interferencia sobre los procesos de atención controlada en fibromialgia: estudio de los correlatos neurales y conductuales ante la ejecución de una tarea de Stroop emocional", un estudio financiado por la Comunidad de Madrid y realizado por docentes de la Universidad Rey Juan Carlos. El tema no es baladí ya que esta conducta influye negativamente, agrava y hace más duraderos los síntomas de esta enfermedad caracterizada por la presencia de dolor crónico.

A pesar de que la hipervigilancia interfiere en la corrección de los procesos automáticos distorsionados, tales como pensamientos negativos y creencias negativas acerca de su control del dolor, la literatura sobre este tipo de conducta y sobre los mecanismos cerebrales asociados a esta predisposición atencional resulta sorprendentemente escasa y, a veces hasta contradictoria. Esta investigación, dirigida por los Profesores Francisco Mercado y José Luis Gutiérrez, ha analizado los correlatos neurales de nivel de vigilancia a la estimulación del entorno y su posible interferencia sobre los procesos de autorregulación.




Para ello se llevaron a cabo registros de la actividad eléctrica cerebral tras estímulos lingüísticos con diferente contenido emocional en un grupo de pacientes con fibromialgia y en otro grupo de personas sin dolor con variables sociológicas relevantes similares. La tarea que debían realizar las pacientes consistía en informar del color en que se presentaban una serie de palabras clasificadas en cuatro categorías emocionales: palabras positivas, palabras con contenido negativo o amenazante, palabras neutras y palabras relacionadas con los síntomas de la fibromialgia. Cada palabra apareció en cuatro colores diferentes: azul, amarillo, verde y rojo.

Los análisis estadísticos realizados sobre los datos obtenidos en el estudio muestran diferencias en la respuesta cerebral entre los dos grupos participantes en dos momentos diferentes. El primero y más temprano se asocia al componente u onda N100, cuya presencia refleja la puesta en marcha de procesos de atención automática. El segundo, (asociado a la onda P500) podría estar informando sobre los procesos de interferencia del contenido emocional de las palabras sobre la realización de la tarea en curso (nombrar su color).

Pues bien, la amplitud de ambos componentes es mayor en el grupo de fibromialgia que en el de participantes sanas. Si embargo, N100 es mayor en respuesta a palabras positivas, negativas, y síntomas, siendo más amplio P500 sólo ante los síntomas. Estos resultados apoyan la existencia de un procesamiento diferencial en la fibromialgia asociado a la estimulación del entorno (aunque mayoritariamente ante estímulos amenazantes) tanto en la orientación automática hacia dicha estimulación, como en la dificultad para desenganchar la atención de las palabras relacionadas con la amenaza que representan los síntomas de su condición clínica.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.