diumenge, 11 d’abril de 2010

La terapia magnética, magnetoterapia, o magnoterapia

ORIGEN: http://es.wikipedia.org/wiki/Magnetoterapia

La terapia magnética, magnetoterapia, o magnoterapia es una práctica de la medicina alternativa que implica el uso de campos magnéticos estáticos. Sus practicantes afirman que el sometimiento de ciertas partes del cuerpo a los campos de magnetoestático producidos por imanes permanentes tiene efectos beneficiosos para la salud. La terapia magnética es considerada pseudocientífica por su inverosimilitud tanto física como biológica, así como la falta de efectos sobre la salud o de curación comprobados.1 2 3 A pesar de que la hemoglobina, la proteína de la sangre que transporta el oxígeno, es débilmente diamagnética y es repelida por campos magnéticos, los imanes utilizados en la terapia magnética son muchos órdenes de magnitud demasiado débiles como para tener ningún efecto mensurable sobre el flujo sanguíneo.4
Contenido [ocultar]
1 Descripción
2 PRECAUCIÓN: Productos fraudulentos
3 Referencias
4 Bibliografía
Descripción [editar]

La magnetoterapia es una disciplina de la fisioterapia que consiste en el tratamiento de lesiones y enfermedades mediante la aplicación de campos magnéticos.[ver 1] En ella que se aplican campos magnéticos o continuos o imanes, de baja frecuencia (1-100Hz) y/o baja intensidad (1-100 gauss),con la finalidad de tratar y recuperar lesiones y enfermedades, y un tiempo máximo de 60 minutos.
Los equipos de magentorterapia son productos sanitarios y por tanto sujetos a la directiva 93/42/EEC relativa a los productos sanitarios cuya transposición a la legislación española es el Real Decreto 1591/2009.
Como curiosidad, se considera que fue Anton Mesmer, un médico vienés, el primero en tratar a sus pacientes con una placa magnética hacia 1770, tras observar a un curandero y sacerdote jesuita llamado Maximillian Hell. Suponía que existía un fluido magnético en todos los cuerpos, al que llamó magnetismo animal y que para curar las aflicciones había que reconducirlo. Finalmente, su técnica, llamada mesmerismo, dejó de usar imanes para centrarse en el magnetismo del propio cuerpo y la hipnosis.
En la actualidad, la magnetoterapia se continúa practicando, principalmente en técnicas de alivio de dolor, a pesar de no contarse en muchos casos con pruebas sobre su acción paliativa. El principal apoyo de su supuesta efectividad está en forma de anécdotas y casos particulares, que se pueden atribuir al efecto placebo.5 6 Apenas hay evidencia científica que apoye a la magnetoterapia, aunque si hay algún ensayo positivo.7 En este estudio se encontró una pequeña disminución en el dolor causado por la osteoartritis en el grupo que llevaba pulseras magnéticas. Sin embargo los propios autores advierten que no está claro si este efecto es específico del imán o inespecífico (causado por el efecto placebo) ya que es imposible ocultar a los pacientes si llevan un imán real o no.8
En cambio si parecen haber tenido exito los estudios del Dr. C.A. Bassett, Director de los Orthopedic Research Laboratories - College of Physicians and Surgeons de la Columbia University de New York, que uso campos magnéticos pulsados para su uso en fracturas que no cicatrizan, artrodesis fallida y pseudoartrosis congénita. Este método fue aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) de USA en Noviembre de 1979.9 http://www.pubmedcentral.nih.gov/picrender.fcgi?artid=1862032&blobtype=pdf
Actualmente hay evidencias científicas que señalan los beneficios de la Magnetoterapia con pequeños imanes estaticos de tan solo 70 militesla (700 Gauss). Las investigaciones y estudios de la Universidad de Virginia en el año 2008 por Thomas C. Skalak (Professor of Biomedical Engineering Vice President for Research)http://bme.virginia.edu/people/skalak.php , son concluyentes al respecto: El uso de imanes reduce la inflamación en heridas y aumenta la microcirculación sanguinea. http://www.virginia.edu/uvatoday/newsRelease.php?id=3573. Estos estudios, con imanes estaticos, sugieren que las pulseras magnéticas podrían tener cierto efecto positivo sobre el organismo.
Como aún es poco conocido cómo interaccionar a nivel eléctrico con el cuerpo humano deberemos esperar a que estas técnicas se desarrollen en un futuro no muy lejano y que se realicen ensayos clínicos que permitan establecer su eficacia [ver 2].
PRECAUCIÓN: Productos fraudulentos [editar]

Bajo este nombre de "magenetoterapia" hay en ocasiones presentes informacion de productos fraudulentos, tenga en cuenta la siguiente información de las Autoridades Sanitarias de USA que pretenden advertir sobre los peligros de estos.
Cuando una persona es víctima de una enfermedad grave como son el cáncer, el VIH, etc en su desesperación cree en cualquier "invento" que le pongan a su alcance. Esta actitud que es humana por parte del paciente, es totalmente deleznable por parte de las organizaciones y personas que se benefician de la desgracia ajena. Para ejemplos de este punto ver en las referencias la de la Asociación Americana del Cáncer y la nota de la FDA contra la publicidad online de esta última es este párrafo:
Mientras el fraude es una forma cruel de codicia, el fraude que involucra tratamientos contra el cáncer puede ser particularmente despiadado, en especial debido a que la información fraudulenta puede viajar a través de Internet en un instante.
“Cualquier persona que sufra de cáncer, o conozca a alguien que lo padezca, comprende el temor y la desesperación que puede producir”, dice Gary Coody, R.Ph., Coordinador Nacional de Fraude en la Salud y Funcionario de Seguridad del Consumidor de la Oficina de Asuntos Reglamentarios de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, Food and Drug Administration).
“Puede haber gran tentación de aprovechar cualquier cosa que parece ofrecer una opción de cura”. Los productos y dispositivos medicinales para tratar el cáncer deben obtener la aprobación de la FDA antes de ser comercializados. El proceso de revisión de la agencia ayuda a garantizar que estos productos sean seguros y eficaces.
Sin embargo, siempre es posible encontrar a alguna persona o empresa ficticia vendiendo “tratamientos”contra el cáncer. Dichos “tratamientos” se ofrecen de muchas maneras, incluidos píldoras, tónicos o cremas. “Por lo general, estos productos se ofrecen como tratamientos naturales y suplementos alimenticios”, dice Coody. Muchos de los productos fraudulentos contra el cáncer incluso parecen completamente inofensivos, pero pueden causar un daño indirecto al retrasar o interferir con tratamientos beneficiosos probados.
“Los anuncios y otros materiales promocionales para “curas” contra el cáncer, probablemente son tan antiguos como la prensa”, dice Coody. “Sin embargo, Internet ha hecho el problema más complejo al brindar a los vendedores ambulantes de estos, a menudo peligrosos, productos un nuevo punto de venta”.10
Estos productos que no tienen una finalidad sanitaria (no entran en la definición de producto sanitario o bien establecen indicaciones y finalidades que no estan soportadas por una base científica) y no obstante ostentan el marcado CE de conformidad con las directivas de productos sanitarios y/o reivindican una aplicación médico-sanitaria, son productos fraudulentos y su comercialización y uso puede y debe ser denunciado a las Autoridades Sanitarias.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.