dimecres, 26 de maig de 2010

LA GH DEMUESTRA SU UTILIDAD EN FIBROMIALGIA

ORIGEN: http://www.ligareumatologicaasturiana.com/noticias/70/6/

La administración de hormona del crecimiento junto con terapia habitual en pacientes con fibromialgia grave asociada a niveles bajos de IGF-1 es beneficiosa, según un estudio realizado en la Clínica Teknon de Barcelona.


La administración de hormona de crecimiento (GH por sus siglas en inglés) junto con la terapia habitual en pacientes con fibromialgia grave asociada a niveles bajos de IGF-1 es beneficiosa. Así concluye un estudio piloto dirigido por Guillem Cuatrecasas, de la Clínica Tecknon, en Barcelona, cuyos resultados indican el beneficio de esta terapia y sugieren la validación en un estudio multicéntrico que ya está en marcha. Los resultados se publican en BMC Musculosketal Disorders.

"El origen de esta línea de investigación se remonta a 1998 cuando un reumatólogo estadounidense, Robert Bennett, observó que en las pacientes con fibromialgia reumática existen niveles bajos de factores asociados a la hormona del crecimiento. Se pensó en ello al ver que la clínica de las pacientes con fibromialgia (cansancio, dolor, trastornos del sueño y trastornos de conducta) también se daba de forma parecida en pacientes endocrinológicas con déficit de hormona del crecimiento", ha explicado Cuatrecasas.

"Hemos estudiado la administración del tratamiento con terapia convencional y hormona del crecimiento durante un año entero, para evitar diferencias estacionales incluimos a pacientes únicamente con fibromialgia grave (puntuaciones en el cuestionario validado para fibrosis, FIQ) y que además estuvieran ya tratados con tres fármacos convencionales serotoninérgicos, antidepresivos tricíclicos y derivados mórficos".

De esta manera, se ha comparado a enfermos tratados de forma convencional junto con apoyo psiquiátrico y rehabilitador activo, con pacientes tratados con dicha terapia y GH en dosis sustitutivas: "Se determinaban los niveles de factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1) y se subía o bajaba la cantidad de GH en función del valor de IGF-1". Los criterios de respuesta favorable quedaban determinados por la disminución en la puntuación de la escala FIQ, en el número de pares de puntos dolorosos, y en la mejoría en la puntuación en cuestionarios de calidad de vida (EQ-5D).

El resultado principal del estudio es que el número de puntos dolorosos se redujo en un 62 por ciento, y que la respuesta al tratamiento es rápida y progresiva intragrupo. Además, la puntuación FIQ se redujo en un 46 por ciento comparada con el grupo control, y la calidad de vida mejoró respecto al grupo control, especialmente en los tres primeros meses de tratamiento. "La mejoría clínica observada es independiente del incremento de IGF-1 y de la dosis empleada. El tratamiento es seguro y tolerable".

La crítica que se puede hacer al trabajo es "el número reducido de participantes (24), y sobre todo el que no haya sido un tratamiento comparado contra placebo". Pero, según Cuatrecasas, éstas son las grandes modificaciones en el estudio multicéntrico que ha empezado en España y Portugal (en 12 centros con 120 pacientes) patrocinado por la compañía alemana Merck.

Esther Román Cantón
10/01/2008
DIARIO MÉDICO

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.