dimecres, 26 de maig de 2010

EN FIBROMIALGIA EL EJERCICIO HA DE SER MODERADO Y MANTENIDO

ORIGEN: http://www.ligareumatologicaasturiana.com/noticias/172/3/

El tratamiento del paciente con fibromialgia consta de tres patas: la médica, la psicológica y el ejercicio físico. En este último campo es muy importante que el paciente sea constante, y que realice los ejercicios de manera adecuada, pero sin llegar a la extenuación.

Los pacientes que sufren fibromialgia se caracterizan por un cansancio constante y corren el riesgo de llevar una vida inactiva que no favorece nada al desarrollo de su enfermedad. Un plan de ejercicios aeróbicos pautados puede ayudar mucho a sobrellevar la enfermedad. La Asociación para la Divulgación de la Fibromialgia ha editado una guía de ejercicios para que estas personas mejoren su estado físico.

"El deporte aeróbico es el único que es eficaz para el tratamiento de la fibromialgia. Debe seguir dos pautas: moderado y mantenido", ha explicado a Diario Médico Javier Rivera, reumatólogo del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, y uno de los autores de la guía.

Se recomienda realizar formas de ejercicio no agresivas para minimizar la tensión en la columna y en las partes blandas. Existen algunas prácticas especialmente recomendadas: piscina de agua caliente, yoga y Tai Chi.

Se aconseja no abusar de trabajo excéntrico (como bajar escaleras o pendientes), ya que puede provocar en los afectados microtraumas musculares, rigidez o dolor unas horas más tarde; también se deben evitar recorridos articulares máximos y saltos o movimientos que supongan golpes contra el suelo, porque pueden empeorar la sintomatología dolorosa.

"Las prácticas deben estar adaptadas al paciente y éste debe acostumbrarse a realizarlas cotidianamente", explica Rivera. Los ejercicios recomendados son sencillos: estiramientos, presión leve sobre objetos inmóviles, levantamiento de pesas de poco peso y ejercicios de fuerza con elementos elásticos. También se aconsejan prácticas en piscinas con agua templada, como mover las extremidades contra la resistencia del agua.

"Hay que recordar al paciente que es contraproducente llegar al límite del cansancio", explica Narcís Gusi, de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Extremadura. "Si se realiza un esfuerzo excesivo, la fatiga y el dolor aparecen al cabo de unas horas". Los pacientes con fibromialgia son más sensibles al dolor; por eso hay que adaptar las tablas para que exista el menor impacto mecánico posible y tampoco se deben sobrecargar las articulaciones.

Gusi lleva tiempo estudiando ejercicios en piscina para este colectivo: "Las tablas en el agua son muy recomendables. No hablamos de natación, porque puede ser contraproducente. Lo mejor son movimientos contra la resistencia del agua y de movilidad corporal". Un aspecto importante es la temperatura del vaso: "Los ejercicios se deben llevar a cabo en agua templada o medianamente caliente porque tiene un efecto analgésico. El agua fría incrementa el dolor".

Una de las novedades de la guía, que ha sido patrocinada por Pfizer y Caja Laboral y el Instituto Vasco de la Mujer, es que recoge prácticas con plataformas vibratorias. "Es un tratamiento complementario de bajo impacto sobre las articulaciones. El objetivo de la inclusión es la estimulación ósea, ya que es bastante pronunciada la tendencia a la osteoporosis y a los problemas de equilibrio en estas pacientes". Las vibraciones de bajo impacto, aunque no está demostrado que aumenten la fuerza del miembro inferior, sí que incrementan la capacidad de salto. Entre sus beneficios también se han apreciado mejoras en la propiocepción, incremento de los niveles de cortisol y, sobre todo, ayuda a formar hueso en zonas de riesgo de fracturas como la cabeza del fémur.

De todos modos, uno de los grandes problemas de la fibromialgia es su retraso diagnóstico: "tardamos siete años en detectar al enfermo. El paciente peregrina de consulta en consulta. Éste es nuestro gran problema porque cuando empezamos a tratar al enfermo ya está deteriorado", dice Rivera.

Se puede acceder al contenido completo de la guía en la web www.guiafibromialgia.com.

DIARIO MÉDICO
Alberto Bartolomé
Martes, 30 de junio de 2009

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.