dimarts, 11 de maig de 2010

4 de 7: Entrevista el Dr. Joaquim Fernàndez Solà con motivo de el día mundíal de la fibromialgia y el sindrome de fatiga crónica 2009

ORIGEN: http://www.fibromialgia.nom.es/noticias-fibromialgia-sindrome-fatiga-cronica-sqm-2009/fibromialgia-y-sindrome-de-fatiga-cronica-tratamiento-actualidad-2009.html

Fibromialgia y sindrome de fátiga crónica; La actualidad en el tratamiento a 2009

Edición, redacción y traducción | fibromialgia.nom.es 19/05/2009

 Continuación de la entrevista realizada en TV3 (12 de mayo del 2009) con la intervención de el Dr. Joaquim Fernàndez Solà, medico internista de el Hospital Clínico de Barcelona y Maite Ribera, Presidenta de la Asociación catalana de afectados de fibromialgia. ACAF

Montse Jene; -Hablemos de tratamiento, de cura. El año pasado, en Noviembre, salieron un par de noticias; "Encuentran una alteración cerebral acusante de la fibromialgia" y también que "Faltan vías para mejorar la calidad de vida de los enfermos" supongo que de esto nada implica una cura pero sí un avance hacía las investigaciones....¿hacía donde vamos?

Dr. Joaquim Fernàndez Solà; -Bien, en primer lugar, hemos de dejar muy claro que es una enfermedad en la que no se puede hablar de curación. La Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica son enfermedades persistentes, crónicas, en las que se establece una grave alteración funcional a nivel cerebral. Se alteran sobretodo circuitos de neurotransmisión y de percepción en los centros de dolor, de fatiga , del sueño, del estado de ánimo. Se asocian alteraciones neurohormonales , inflamatorias y autoinmunes. Se había dicho durante muchos años que era una enfermedad psicológica, pero éste es el gran avance en esta enfermedad: saber que no estamos ante una enfermedad sólo psicológica, sino básicamente neurológica, del funcionamiento del cerebro..

Es evidente que los factores estresantes , al ansiedad y la también sobrecarga física, hacen que la enfermedad pueda inestabilizarse. Pero hoy en día tenemos claro que es una enfermedad que se origina a nivel neurológico. Y en este sentido si que hay pequeños avances. Hemos detectado cosas objetivas que, sin ser marcadores de la enfermedad - porque no les pasa a todos ni a una misma persona en todo momento lo tiene por igual-. Vemos que hay una manera de funcionar del cerebro que está alterada. Por ejemplo, objetivamos que hay áreas que no integran bien una idea o una funcionalidad. O que hay otras áreas que no están especialmente activadas, es decir, que no transmiten bien aquella orden que han de hacer para mantener una actividad.

Esto se puede ver en resonancias magnéticas funcionales o se pueden ver de otras maneras complejas como el PET-scan, que motivan trabajos científicos y que nos permite avanzar.

Hay que decir que se ha trabajando poco globalmente en esta compleja enfermedad y que todavía estamos en el inicio de la fisiopatología, de saber exactamente lo qué pasa.

Y encima nos encontramos que la complejidad de la enfermedad se nos abre con los nuevos conocimientos. Cuanto más avanzamos todavía vemos alteraciones, más vías que no funcionan. Encontramos más problemas en lugar de llegar a soluciones. Estamos en la fase que el avance del conocimiento nos muestra la gran complejidad de estas enfermedades.

Realmente son enfermedades en las que hay muchas vías y funciones alteradas. Si planteamos, por ejemplo, que existe dolor...¿Por qué no les damos analgésicos? Bien si les damos analgésicos y bloqueamos una o dos vías de dolor, por ejemplo con mórficos, antiinflamatorios o analgésicos de dos o tres niveles, llegamos a bloquear cuatro vías de dolor. Pero esto no es suficiente para controlar la enfermedad, ya que es probable que aquella vía de dolor se encuentre alterada por quince mecanismos diferentes, que además varían a lo largo de le tiempo. A veces unos mecanismos se hiperactivan, pero otras veces están con menos actividad. Por ello, bloquear un cierto número de vías no sirve para controlar ni el dolor. Por ello decimos que estamos ante modelo complejo.

Quería resumir, diciendo que los avances científicos, todo y que existen, son todavía modestos y preliminares. No han sido todavía lo bastantes importantes como para, ni tan sólo modificar las expectativas de tratamiento.

Es decir, el tratamiento que hay actualmente es un tratamiento sintomático, y hay que decir que es de baja eficacia, no curativo. Conseguimos nada más disminuir una pequeña parte de los síntomas de el enfermo.

Montse Jene; -¿los analgésicos?

Dr. Joaquim Fernández Solà; -Bien los analgésicos son una pequeña parte..... (16'47")

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.