dijous, 10 de desembre de 2009

Cómo es una sesión de Reiki



Durante la sesión de reiki el terapeuta pone las manos sobre el cuerpo sin tocarlo, empezando por la cabeza y terminando en los pies.
La posición de las manos varia en función del malestar que queramos tratar.
Cada posición de las manos es mantenida durante unos minutos.

Esta terapia es perfectamente compatible con cualquier tratamiento médico y puede actuar como complemento al mismo.

Para que el Reiki surta efecto son normalmente necesarias cuatro sesiones seguidas.

El practicante invita el paciente a relajarse, a concentrarse en su respiración. Muchas personas se quedan dormidas. Puedes sentir un "cosquilleo" en diferentes partes del cuerpo según la energía fluye a través de tu cuerpo.

En algunos casos se puede producir un empeoramiento de los síntomas, lo que en Reiki se considera señal de que la curación está en marcha. No hay que olvidar que eres tú el que te curas.

El Reiki usa una serie de símbolos sagrados de origen Japonés y Tibetano para activar la energía. Estos símbolos que se pueden trazar imaginariamente o pintarse sobre el cuerpo del paciente tienen distintas funciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.