diumenge, 27 de desembre de 2009

Nutrición celular

ORIGEN: http://www.fibromialgia.com.ar/nutricioncelular.htm

Ante la defectuosa actividad enzimática de detoxificación hepática observada en los casos de fibromialgia, la nutrición ortomolecular propone la utilización de nutrientes correctores para que el hígado pueda realizar la necesaria detoxificación celular, entre ellos los aminoazufrados como taurina, metionina, cisteína y glutatión, y sus cofactores B6 y B9, además de moléculas vegetales ricas en compuestos azufrados como ajo y rábano negro, y oligoelementos catalizadores de las funciones de desintoxicación.

Se aconseja efectuar una adecuada higiene intestinal así como el uso de prebióticos y de antioxidantes que protegen el tejido conjuntivo de la agresión de radicales libres a la vez que regulan ciertos procesos inflamatorios.

Además: "Se produce un efecto analgésico natural cuando en el cerebro mejoran los niveles de serotonina y los receptores de noreprinefina. El 5-hidroxitriptófano mejora los niveles de serotonina en el cerebro, otros nutrientes como fenilalanina o tirosina pueden aumentar los niveles de noreprinefina, y la S-adenosylmetionina (SAM) puede ser efectiva para reducir el dolor crónico" .

En el control de enfermedades agresivas es necesario mantener una óptima producción de moléculas colágenas para lo que, opina, es imprescindible cantidades suficientes de vitamina C, que controla y regula su producción, así como la presencia de lisina y prolina: "La lisina debe ser suministrada en la dieta ya que nuestro organismo no la produce y la prolina puede ser producida pero sólo en cantidades muy limitadas, además de que puede agotarse en enfermedades agresivas sobre el colágeno, por lo que también es recomendable un aporte dietético".

Generalmente quienes están afectados de fibromialgia son personas deprimidas, por lo que si es el caso también hay que tratar las alteraciones bioquímicas relacionadas con tal depresión.

Corrección alimentaria, depuración y reestructuración En primer lugar y respecto a la dieta, la persona diagnosticada de fibromialgia ha de evitar grasas animales (ricas en ácido araquidónico, precursor de prostaglandinas proinflamatorias) y vegetales procesadas o hidrogenadas (preoxidadas y trans, muy nocivas) y café, té, alcohol, azúcar y derivados y tabaco (que estimulan las suprarrenales y pueden provocar agotamiento y pérdida de vitaminas y minerales).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.