dimarts, 22 de desembre de 2009

Oligoterapia

ORIGEN: http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=1254

La oligoterapia se basa en el uso de los oligoelementos, que son minerales presentes en nuestro organismo en concentraciones muy bajas pero esenciales. La oligoterapia también busca modificar nuestro terreno para que no se cronifiquen las enfermedades.

¿Qué es y en qué se basa la oligoterapia?
La oligoterapia es lo que llamamos una medicina del terreno y se basa en el uso de los oligoelementos, que son elementos minerales presentes en nuestro organismo en concentraciones muy bajas pero esenciales para el correcto funcionamiento de las reacciones metabólicas de nuestro organismo. Su principal función es la de catalizar reacciones químicas, es decir, facilitan el trabajo de los enzimas, que son los encargados de realizar dichas reacciones, cuyo conjunto constituye el metabolismo de nuestro cuerpo.
Infinidad de causas pueden alterar el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo, compuesto por infinidad de reacciones enzimáticas en cadena en cada célula de nuestro cuerpo y que tienen sus particularidades en cada uno de nosotros. Estas particularidades metabólicas junto al resto de factores biológicos y psíquicos que nos definen, hacen que una persona tenga más o menos facilidad para vivir en el medio que lo rodea, es decir, más o menos facilidad para mantenerse sano o para enfermar y poder recuperarse. Todo este conjunto define lo que llamamos terreno individual. Según nuestro terreno tendremos ciertas características genéricas como por ejemplo la tendencia a sufrir determinadas enfermedades.
Como unidad biopsicosocial que somos, estamos continuamente interaccionando y buscando un equilibrio que en condiciones ideales es la salud en su sentido más amplio. Cuando nuestros sistemas de regulación funcionan correctamente se dice que estamos en un estado de compensación. Cuando, por el contrario, nuestros sistemas de regulación son incapaces de recobrar el estado de equilibrio adecuado, entramos en un estado de descompensación donde aparecerán síntomas tanto físicos como psíquicos condicionados también por nuestro terreno individual. Este conjunto de síntomas definirán lo que llamaremos patología funcional, dentro de la cual podemos definir 4 grandes síndromes, cada uno de los cuales es tratado con uno o varios oligoelementos asociados:
Los sistemas de regulación funcionan demasiado: síndrome hiperreactivo (Manganeso).
Los sistemas de regulación no funcionan lo suficiente: síndrome hiporreactivo (Manganeso-Cobre).
Los sistemas de regulación funcionan de forma anárquica o inadecuada: síndrome distónico (Manganeso-Cobalto).
Los sistemas de regulación casi no funcionan: síndrome anérgico. (Cobre-oro-Plata).
¿En qué nos puede ayudar la oligoterapia?
Al aportar los oligoelementos catalíticos correspondientes, hacemos que los sistemas de regulación funcionen mejor, permitiendo así la recuperación del equilibrio hacia un estado de compensación, es decir de salud. Este es el momento donde los oligoelementos son más efectivos.
En el caso en que no hiciéramos nada, el desequilibrio funcional evolucionaría hacia la aparición de una patología orgánica (con alteración de estructuras de nuestro cuerpo), donde podemos diferenciar 2 fases: inicialmente entraríamos en un estado lesional reversible, donde los oligoelementos aún tienen capacidad resolutiva, y si sigue el desequilibrio, después aparecería un estado lesional irreversible, en el que el papel de los oligoelementos ya es limitado (únicamente como coadyuvante en ciertos momentos de otras terapias más contundentes). Una valoración previa del terapeuta nos dará una idea de las posibilidades reales de esta terapia en cada caso.
En conclusión, al tratar la oligoterapia las bases del inicio de la enfermedad y las tendencias a enfermar o puntos débiles de la persona, ésta es más efectiva cuanto más cerca de la alteración funcional nos encontremos.
Al tratar a una persona, debemos tratar el síndrome en el que se encuentra en ese momento (puede variar a lo largo de la vida) y además añadiremos otros oligoelementos en función de la patología concreta que tenga. En ocasiones es necesario cambiar algún oligoelemento según sea la evolución de la persona.
Origen e historia de la oligoterapia
El uso más antiguo de un oligoelemento, data del siglo XIII en que Arnauld de Villeneuve daba trozos de esponja marina asados a enfermos con bocio. Conseguía mejorías pero sin saber que era debido al yodo que contenían las esponjas. En 1819 Coindet demuestra que era el Yodo el responsable de que las esponjas fueran beneficiosas en el bocio.
En 1894 Gabriel Bertrand habla por primera vez del papel necesario del Manganeso para el correcto desarrollo de organismos como por ejemplo los hongos con los que experimentó. Hasta entonces los oligoelementos eran considerados impurezas sin ninguna función.
En los años 30 Jacques Menetrier, basándose en los trabajos de Bertrand y sus colaboradores, desarrolla lo que podemos considerar la oligoterapia actual, estableciendo sus bases y profundizando en el efecto terapéutico de diferentes oligoelementos en seres humanos.
Actualmente se sigue investigando la aplicación de nuevos oligoelementos en diversas enfermedades.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este articulo tiene una función meramente informativa.

Autor: Xavier Luque
Médico Naturista

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.