dimecres, 16 de desembre de 2009

Dolor que no cede

ORIGEN: http://silencio-fm.blogspot.com/2009/12/dolor-que-no-cede.html
(Com sempre, no subscric CAP opinió sobre marques comercials de medicaments)


La fibromialgia se caracteriza por un dolor agudo en todo el cuerpo. La persona se siente además decaída y desganada, y como suele haber cierto grado de depresión, la situación puede confundirse con un cuadro psicótico. Aún hay muchos médicos que no reconocen la enfermedad, por eso a menudo resulta difícil conseguir un diagnóstico, lo cual es importante para iniciar el tratamiento.


Por: Ana Isabel Villela






La enfermedad ataca el sistema muscular, de ahí que el paciente sienta su cuerpo entumecido, esté sumamente irritado y le cueste dormir. A la vez suele haber cambios repentinos en el peso de la persona, que un día se encuentra hinchado y al otro, delgadísimo. “En realidad debería ser un reumatólogo quien diagnostique la fibromialgia, pues este debe identificar los puntos de tendencia en donde el paciente siente el dolor, los cuales son muy característicos de la enfermedad que a veces ataca las piernas, a veces los brazos, otras la espalda, y otras más el cuerpo entero. El paciente tiene una sensación extraña, porque le duele todo y no le duele nada”, explica Carlos Gálvez, psiquiatra guatemalteco.

Al mismo tiempo, aunque se trate de un mal biológico, el paciente afectado con fibromialgia debe recurrir a un psiquiatra para que lo ayude a manejar los estados depresivos que acompañan a la enfermedad, y sobre todo su ansiedad, desencadenada sobre todo por no saber qué le está pasando, cuándo va a terminar, ni si se va a terminar. “Y es que la enfermedad no se cura, se controla a través de diferentes medicamentos, pero no se puede decir que va a desaparecer, el paciente debe aprender a vivir con ella, a aceptarla y a manejarla. Pasa lo mismo que con cualquier enfermedad crónica, y la familia debe también informarse para entender al paciente”, agrega Gálvez. Según el especialista, una vez el enfermo encuentra un diagnóstico para lo que le está pasando, la depresión a menudo cede bastante.

Lamentablemente, existen algunas teorías sobre el origen de la enfermedad, incluyendo el que pueda ser hereditaria, pero nada definitivo ni certero hasta el momento. Ataca sin discriminación ni razón aparente a niños y adultos, aunque se ha visto que afecta más a las mujeres que a los hombres. “Puede ser que le dé más a las mujeres porque su sistema hormonal es más fuerte y con ello se ven más expuestas, es más, se habla de que puede tratarse de un trastorno hormonal. Por otra parte, los niños con la enfermedad sufren mucho, sienten apretado el cuerpo, dejan de comer y están tristes, sin ganas ni de salir a jugar”, dice Gálvez. Hasta ahora, pues y lamentablemente, no hay manera de prevenir la fibromialgia. 

Además de la terapia psiquiátrica regular, la enfermedad debe tratarse con antidepresivos, analgésicos, relajantes musculares, ansiolíticos e hipnóticos, un cóctel de medicamentos que dependerá de las necesidades de cada paciente en particular. “Ha funcionado muy bien un medicamento que se llama Lyrica para los casos más severos, y aún moderados, de la enfermedad, pero hay muchos otros que también funcionan, el especialista debe recetar lo que considere pertinente según el caso, pero lo más probable es que se recurra a la combinación de varios medicamentos a la vez”, concluye Gálvez.

Para más información escriba al correo electrónico doctorcarlosgalvez@gmail.com.

Fuente:
www.elperiodico.com

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.