dissabte, 26 de desembre de 2009

Transtornos del sueño. Neurología, la Unidad del Sueño

ORIGEN: http://www.facebook.com/notes/proyecto-de-ayuda-a-personas-sin-recursos-afectadas-de-fm-sfc-y-ssqm/trastornos-del-sueno-neurologia-la-unidad-del-sueno/212418149101


La Unidad del Sueño

La Clínica Universidad de Navarra cuenta con una Unidad del Sueño formada por un grupo multidisciplinar de especialistas y personal auxiliar de los departamentos relacionados con el sueño: Cirugía Oral y Maxilofacial, Endocrinología, Neumología, Neurología, Neurofisiología, Otorrinolaringología, Pediatría, Psiquiatría y Chequeos.

La Unidad está coordinada por el servicio de Neurofisiología, encargado de los estudios polisomnográficos o prueba del sueño, que consiste en el registro durante la noche de las variables fisiológicas como el electroencefalograma, flujo nasal, saturación de oxígenos y frecuencia cardiaca, entre otros.




Enfermedades del sueño más comunes

El 40% de las personas tiene problemas de sueño en alguna etapa de su vida y un importante grupo de la población los padece de forma habitual. Estas anomalías no suelen ser graves -en el sentido de conllevar un riesgo vital-, pero sí son importantes por las implicaciones que tienen en la vida diaria: agotamiento físico, bajo rendimiento, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales... Hasta el 50% de los niños de 4 años han padecido trastornos del hábito del sueño en alguna temporada de su vida.

Existen multitud de problemas de sueño, siendo los más habituales el insomnio, las apneas y ronquidos y las parasomnias. El insomnio crónico el más grave. Esto provoca un malestar y un estado de nerviosismo que nos impide disfrutar del descanso, además de poner nuestra salud en peligro. Dormir bien es un hábito y una necesidad vital. Todos tenemos las herramientas necesarias para conseguirlo.

INSOMNIO
Es la alteración del sueño más común, especialmente entre personas de 20-40 años, edad que coincide con la inserción en el mundo laboral y la toma de responsabilidades. Se distinguen varios tipos según predomine la dificultad para conciliar el sueño, los despertares nocturnos o el fin prematuro del sueño. Las enfermedades más comunes que la generan son: la ansiedad y otras patologías de origen psiquiátrico, el hipertiroidismo o bien enfermedades que produzcan dolor u otras molestias nocturnas.

RONQUIDO Y APNEAS DEL SUEÑO
El ronquido se produce por la obstrucción mecánica temporal de las vías respiratorias altas y es muy frecuente en varones a partir de los 40 años, especialmente si padecen obesidad. En muchos casos se presenta acompañado del denominado síndrome de apneas obstructivas del sueño (SAOS).

Las apneas suponen la detención de la respiración durante más de 10 segundos Es un proceso frecuente e importante debido a las enfermedades asociadas y a la incapacidad que conlleva. Lo padece cerca del 5% de la población adulta, aunque también puede afectar a los niños. Las enfermedades más comunes asociadas a las apneas son de origen nasofaríngeo o endocrino (obesidad, hipotiroidismo). Como consecuencia de las apneas puede aparecer hipertensión arterial, cefaleas, arritmias cardiacas o depresión, entre otras.

PARASOMNIAS Y OTROS TRASTORNOS
Se trata de trastornos muy frecuentes en niños, que toma forma de sonambulismo, terrores nocturnos o pesadillas. Otros cuadros más benignos, que pueden presentarse a cualquier edad, son los calambres en las piernas, confusión al despertar y parálisis brusca durante el sueño. Para su correcto diagnóstico se precisa la realización de una polisomnografía o prueba del sueño con registro simultáneo de vídeo.


Consejos para conciliar el sueño

• Actividades durante el día: mantener un horario de comidas regulares, realizar ejercicio físico, evitar la siesta y las bebidas estimulantes.
• Actividades vespertino-nocturnas: evitar las cenas copiosas o escasas, dejar un espacio entre la cena y el momento de acostarse de al menos una hora.
• Hábitos antes de dormir: evitar que la televisión imponga su horario, y no dejar las discusiones para ese momento.
• Hábitos al ir a dormir: acostarse cuando se siente algo de sueño, no ver la televisión en el dormitorio, no leer ni escuchar la radio en la cama.
• Condiciones del dormitorio: descansar sobre cama dura y almohada blanda, en una habitación sin luz ni ruido, a temperatura intermedia.
• Horario y duración del sueño: intentar acostarse y levantarse a la misma hora, evitar cambios importantes de horarios durante el fin de semana.

Además de estas enfermedades, existen más de 150 tipos de trastornos del sueño. El origen de cada uno de estos trastornos es muy variado. En ocasiones, aparecen como efecto de otras enfermedades y muchas veces constituyen factores de riesgo que favorecen la aparición de otras patologías. Por ello, el correcto diagnóstico y tratamiento de estos pacientes necesita un enfoque desde distintas especialidades médicas, que se integran en la Unidad del Sueño.


Fuente: cun.es/la-clinica/tratamientos-especializados/trastornos-del-sueno/

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.