divendres, 18 de desembre de 2009

Relajación absoluta en el tanque de flotación

ORIGEN:http://www.masalladelaciencia.es/relajacion-absoluta-en-el-tanque-de-flotacion_id30536/relajacion-absoluta-tanque-de-flotacion_id1201448

Relajación absoluta en el tanque de flotación
Más Allá de la Ciencia nº 239
ComentarEnviar a un amigoImprimir Textos  Isabela Herranz 
1. Relajación absoluta-tanque de flotacion

El tanque de aislamiento sensorial ofrece al cerebro la oportunidad de registrar la sensación de ausencia de gravedad, lo que induce un estado de relajación profunda que alivia el dolor y ayuda a combatir el estrés y muchos otros trastornos de salud.

Imagine que durante una hora su cuerpo flota como si no existiera la gravedad mientras no oye ningún ruido ni ve luz, no siente frío ni calor... No tiene que realizar ningún esfuerzo, solo cerrar los ojos, relajarse y flotar. Esta placentera sensación puede obtenerse dentro de una cámara de aislamiento sensorial o tanque de flotación lleno de agua con una determinada concentración de sales minerales. Dentro de él se consigue una rápida recuperación del cuerpo tras un ejercicio físico intenso o tras un estado de estrés. Los primeros tanques utilizados con fines terapéuticos fueron bautizados como “cámaras de privación sensorial”, pero en la última década se ha obtenido una mejor comprensión de los beneficios de la terapia de flotación y se ha modificado la terminología. Ahora se conoce por sus siglas en inglés: REST (Reducted Environmental Stimulation Therapy, que significa “terapia de estimulación ambiental reducida”).

Agradecimientos por las fotos a Ocean Float Rooms

Resultados inmediatos

Las ventajas de esta terapia es que desde las primeras etapas es posible relajarse de forma muy profunda. No es necesario un aprendizaje previo. La sensación de ingravidez es suficiente. Carl Lewis, ganador de cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1984, usaba el tanque antes de cada prueba para recuperarse del esfuerzo físico. Otros deportistas, como el jugador británico de rugby Will Carling,
también lo recomiendan. Pero son muchos más sus beneficios. Mientras se está flotando en el tanque el cerebro libera endorfinas, que actúan sobre los receptores que producen analgesia, generando así una disminución del dolor y una sensación de bienestar. Las migrañas, la artritis y otras molestias físicas se aminoran. Una sesión equivale a entre cuatro y seis horas de sueño. Además, la relajación favorece la concentración y la creatividad. Diversas pruebas médicas han mostrado que los usuarios regulares del tanque reducían sin esfuerzo su consumo habitual de tabaco al 50% y el de alcohol a un 45%. También resulta útil en casos de obesidad y mala nutrición derivada de la ansiedad.


Aislamiento sensorial

El tanque de flotación es una cámara rectangular que suele tener unas dimensiones de unos 2,5 m de largo por 1,6 m de ancho. Contiene 600 litros de agua y 300 kg de sales de Epsom (sulfato de magnesio). La concentración de sales hace que el cuerpo flote, como sucede en el Mar Muerto. El sulfato de magnesio contribuye, a la vez, a suavizar la piel. El agua, que tiene una profundidad de 25 cm, se mantiene a una temperatura estable de 36ºC. Una vez dentro, el usuario se tumba y cierra la tapa con un botón interior. Puede usar un cojín hinchable para apoyar la cabeza. Además, hay un botón para la luz y otro de emergencia por si en algún momento sintiera angustia y quisiera salir. La tapa del tanque se abre automáticamente al apretar el botón, pero también se levanta fácilmente con la mano. Dentro de la bañera la persona flota y no recibe ningún estímulo del exterior, con lo que se eliminan el 90% de las señales enviadas al cerebro. De este modo la mente se relaja profundamente, al igual que el cuerpo. Es fácil perder la noción del tiempo. Si uno no se duerme, entra en un estado de meditación o contemplación intensas. De este modo disminuye la segregación de adrenalina, se reduce la presión sanguínea y el ritmo cardiaco, así como la segregación de lactato sanguíneo (sustancia producida por el metabolismo de la musculatura), que se relaciona con los ataques de pánico.

El aislamiento sensorial que se obtiene dentro del tanque es absoluto. Todos los músculos del cuerpo se relajan y, consiguientemente, la mente se equilibra: se reduce significativamente la actividad en el hemisferio izquierdo del cerebro (lógico) y se incrementa la actividad del derecho (creativo). Todo ello favorece la creatividad, la imaginación y la autovisualización. Esta terapia también está recomendada para las embarazadas. Puede llevarse a cabo con la guía de una instructora que acompaña a la futura madre con ejercicios de visualización y relajación.


Beneficios: Positivo para todos

La terapia de flotación está indicada para deportistas, atletas, artistas, embarazadas y, en general, para todos aquellos que precisen eliminar la ansiedad y el estrés u obtener alivio inmediato del dolor (artritis, molestias premenstruales, de espalda y de articulaciones, etc.). Entre los beneficios que aporta cabe destacar: – Profunda relajación muscular. – Aceleración de la curación de heridas. – Facilita la recuperación en casos de depresión, fatiga crónica, fibromialgia e insomnio. – Aumento de la concentración y el rendimiento mental. – Profunda sensación de bienestar. – Desaparición de molestias musculares. – Conciencia plena de libertad y de estar a solas con uno mismo. – Aumento de la circulación sanguínea y linfática. – Estimulación de la capacidad de aprendizaje y la concentración. – Refuerzo del sistema inmunitario.


Una experiencia...de película

El primer científico que construyó un tanque de este tipo fue el físico y biólogo estadounidense John C. Lilly. Fue en 1954. Lilly lo utilizó para investigar a fondo la conciencia, como describió en los libros Programming and Metaprogramming in the Human Biocomputer: Theory and Experiments y The Centre of the Cyclone, publicados en 1972. Los experimentos de Lilly se han popularizado en muchas películas y series. Altered States (Estados alterados, 1980), por ejemplo, gira en torno a unos experimentos realizados con drogas y tanques de privación sensorial. En el episodio de Los Simpson titulado Make Room for Lisa, Homer y Lisa disfrutan de una sesión en el tanque de flotación. Asimismo, filmes como Minority Report y I love Huckabees hacen referencia a los estados no ordinarios de conciencia que se obtienen en situaciones de privación sensorial.


Cómo se usa: Instrucciones y precauciones

Antes de una sesión hay que seguir unas recomendaciones: no haber comido al menos un par de horas antes; no haberse depilado ni afeitado, ya que la sal origina escozor, y ponerse tapones en los oídos para evitar que entre agua. Se desaconseja su empleo en pacientes de epilepsia, esquizofrenia, trastornos agudos de piel, infecciones de oído y heridas sin cicatrizar. Las sesiones son de una hora de duración. En la primera algunas personas necesitan un período de adaptación. Si tienen problemas para relajarse, pueden efectuar antes una sesión individual de relajación guiada por un experto, que las acompañará desde fuera del tanque (con la puerta cerrada).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.