diumenge, 15 d’agost de 2010

Fibromialgia y Acupuntura

ORIGEN: http://www.revistanatural.com/articulo.asp?id=645

Valentín Martín González
Revista Invierno 2006



Cuando una persona, generalmente mujer, se queja de que «le duele todo», que nota sus músculos fuertemente doloridos con sensación de quemazón o fatiga muscular, le han realizado muchas pruebas sin encontrar alteraciones en las mismas y visita con frecuencia a su médico sin tener un alivio considerable, probablemente tenga un diagnóstico de Fibromialgia (FM).
Esta enfermedad es bastante frecuente, en España se calcula que están afectados entre el 1% o el 3% de la población. Más frecuente en mujeres, pudiendo manifestarse a cualquier edad, incluso en niños y adolescentes.
Muchos de los síntomas de la FM tienen gran similitud con otro trastorno llamado el Síndrome de Fatiga Crónica, pero conviene saber que se trata de dos enfermedades diferentes.
Reconocida por la Organización Mundial de la Salud, los criterios descritos por el Colegio Americano de Reumatología (criterios que en la actualidad son cuestionados como insuficientes por algunos especialistas) son los que utilizamos para establecer el diagnóstico:

• Dolor a la presión (aprox. de 4 Kg.) en al menos 11 de los 18 puntos sensibles situados de forma específica a lo largo del cuerpo.

• Dolor generalizado y crónico de más de 3 meses de duración, descartando la existencia de otras patologías.

La situación en el cuerpo de los denominados puntos sensibles, los representamos mediante el dibujo adjunto:

Los análisis de laboratorio,pruebas radiológicas, biopsias, electromiografia,... no muestran alteraciones, por lo que sólo ayudan a descartar otras enfermedades asociadas.
Se trata de una enfermedad que produce dolor fundamentalmente aunque no es el único síntoma. El cuadro clínico se caracteriza por:

Dolor: Los pacientes lo describen como dolor muscular profundo, quemazón, o «como si algo se clavase o quemase». Frecuentemente, el dolor y rigidez empeoran por la mañana y pueden doler más los músculos que se utilizan de forma repetitiva.
Fatiga: Este síntoma puede ser leve en algunos pacientes y sin embargo muy severo en otros. Lo describen como fatiga mental, con sensación de abatimiento general, como si le hubiesen quitado la energía y con pocas ganas de hacer las labores habituales. Otras veces los pacientes la definen como si tuviesen los brazos y piernas metidos en bloques de cemento.
Trastornos del sueño: Los pacientes se duermen con facilidad, pero su sueño no es profundo. Se levantan cansados, aunque el número de horas de descanso haya sido el adecuado.
Síndrome del intestino irritable: Del 40 al 70% de los pacientes tienen síntomas como estreñimiento alternado con diarrea, dolor abdominal, gases y náuseas.
Síndrome temporo-mandibular: El 25% de los enfermos presentan un dolor tremendo en la cara y cabeza. Probablemente se deba a un hecho muscular y de ligamentos de la articulación y no a la propia articulación.
Otros síntomas: Menstruaciones dolorosas, dolor torácico, rigidez matutina de articulaciones, alteración de la memoria, acorchamiento o punzadas en las manos, calambres musculares, vejiga irritable, sensación de hinchazón en las extremidades, mareos, sequedad de ojos y boca, cambios en la prescripción de gafas, y alteraciones de la coordinación motora.
Factores agravantes: Los cambios en el clima, ambientes fríos o muy secos, hormonales. Estrés, depresión, ansiedad y exceso de ejercicio son factores que pueden contribuir a un empeoramiento de los síntomas.
Es evidente que el paciente se siente enfermo, incomprendido, solo, por ello presentan con frecuencia cuadros de depresión y ansiedad. El apoyo familiar y la valoración por profesionales que conozcan bien esta patología, es decisivo en la evolución y cronicidad del cuadro.
Frente a esta situación, el tratamiento va encaminado a la mejora de los síntomas, siempre paliativo, pues la etiología es desconocida. Los analgésicos son obligados, siendo el paracetamol el más utilizado. Es muy recomendable el ejercicio, y las terapias encaminadas a la mejora del sueño y los cuadros depresivo-ansioso. La cronicidad es la norma, por lo que el tiempo únicamente hace que se sientan enfermos incurables.
Con independencia del estado de salud que es el fundamental con diferencia, existe un problema asociado: el gasto económico y social que conlleva esta enfermedad. Medicamentos, consultas a especialistas, pruebas diagnósticas, situaciones de baja laboral, paro, jubilación forzosa..., todo ello determina un coste importante con escasas perspectivas de mejora.
La investigación de métodos eficaces que ayuden a mejorar el estado físico de estas personas es continua. Una de ellas, vincula la acupuntura con una mejoría eficaz y demostrable de estos pacientes, como es la realizada recientemente por un equipo médico de alta cualificación.
El jueves 25 de agosto de 2005, Alan Mozes, reportero de Health Day, escribía: «Un breve régimen de acupuntura parece ofrecer más de un mes de alivio para algunos de los síntomas más debilitantes de la fibromialgia de moderada a severa, según sugiere un nuevo estudio».
Los hallazgos serán presentados el jueves por los investigadores de la Clínica Mayo en el Decimoprimer Congreso Mundial Sobre el Dolor, en la reunión de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, en Sydney, Australia.
Los científicos advirtieron que si bien la acupuntura parece aliviar el dolor, fatiga crónica y ansiedad que sienten muchos pacientes de fibromialgia, el tratamiento no debe ser percibido como una cura.
El equipo de la Mayo expresó la esperanza de que estudios posteriores demostrarán que un régimen sostenido de tratamientos de acupuntura podría ofrecer a los pacientes de fibromialgia la oportunidad de beneficios significativos en la calidad de vida a largo plazo.
«Encontramos que la acupuntura ayuda con los síntomas y podría ser particularmente atractiva para los pacientes que no puedan consumir una serie de medicamentos debido a los efectos secundarios», afirmó el autor principal, el Dr. David P. Martin, del departamento de anestesiología de la división de medicina del dolor de la Clínica Mayo.
En un intento por encontrar opciones de tratamiento eficaces, el equipo del Dr. Martin evaluó el beneficio de la acupuntura en 50 pacientes de fibromialgia que fueron descritos como «moderadamente debilitados».
Ninguno de los pacientes investigados había logrado aliviar sus síntomas anteriormente con los tratamientos tradicionales.
Tanto antes como inmediatamente después de la acupuntura, todos los pacientes llenaron cuestionarios sobre sus síntomas específicos, su nivel de dolor relacionado, y el impacto de la fibromialgia en sus rutinas cotidianas. Las encuestas también fueron ofrecidas un mes y siete meses después del tratamiento.
Martin y su equipo encontraron que los síntomas, particularmente en cuanto al dolor, la fatiga y la ansiedad, mejoraron significativamente. Las mejoras más importantes en los síntomas se notaron un mes después de la acupuntura.
La importancia de la noticia es evidente. Se abre una expectativa nueva. La acupuntura puede ayudar a estos pacientes según el estudio mencionado. Confiemos que la investigación continúe.

1 comentari:

  1. Hola,
    yo doy mi testimonio personal,
    hace 7 años aprx me diagnosticaron la FM y FC.
    estuve en estado lamentable un par de años hasta que acudí por casualidad a un centro donde realizaban acupuntura. a los dos meses me quite 10 años de encima y andaba derecha, no sólo fue la acupuntura que me ayudo a equilibrar mi sistema nervioso y general, fueron las
    terapias de conciencia hacia mi persona, mi problema y mi autoayuda positiva y práctica, algún que otro tratamiento quiropráctico y poco más.
    Doy fe, de que si te pones en manos expertas, mejoras muy mucho.
    gracias y feliz Lunes

    ResponElimina

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.