diumenge, 15 d’agost de 2010

Fibromialgia y Acupuntura

ORIGEN: http://www.saborysalud.com/content/articles/520/1/Fibromialgia-y-acupuntura/Page1.html

ibromialgia y acupuntura
Dr. Mauricio Carmona Tack
Medico- Cirujano Especialista en Acupuntura
drmctack@yahoo.com

La fibromialgia (FM) es una condición que afecta frecuentemente a mujeres entre los 20 y 50 años de edad. Se caracteriza por dolor crónico severo muscular generalizado acompañado de insomnio, fatiga y depresión. A diferencia de la osteoartritis, artritis reumatoide o lupus eritematoso sistémico, no se considera una enfermedad inflamatoria progresiva o degenerativa. Tampoco se considera esencialmente una enfermedad psiquiátrica o psicosomática.

Lo que sí se puede afirmar sobre la FM es que tiene un curso crónico debilitante y que su origen o causa es desconocida. Puede ser causada por una serie de factores complejos psíquicos (mente) y somáticos (corporales). En 1987, la Asociación Médica Americana   (AMA: siglas en inglés) reconoció a la FM como un padecimiento establecido y una causa mayor de discapacidad.

Debido a que esta condición no es el resultado de un daño físico corporal o de tejidos, no existe un examen de laboratorio o radiológico que confirme el diagnóstico. Debido a que el curso de la enfermedad está asociado con fatiga crónica, el diagnóstico puede confundirse con síndrome de fatiga crónica. Se dice que el 75% de los casos de SFC cabe dentro del criterio de FM.

La diferencia entre la FM y otras enfermedades crónicas acompañadas por dolor músculo-articular radica en la presencia de dolor intenso en 11 de los 18 puntos específicos del cuerpo. En complemento al dolor en estos puntos, los pacientes con FM son hipersensibles a olores fuertes, luces brillantes y fuertes ruidos. Dolores de cabeza y dolor mandibular también son comunes.

En un 90 – 100% de los casos de FM existe:

Dolor generalizado corporal
Fatiga y rigidez muscular
Pesadez de extremidades
Dolor muscular descrito como: quemante, profundo, desgastante, constante y punzante
Entre un 70 – 90 % de los casos existe:

Malestar después de realizar ejercicio
Disturbios para dormir
Dolores de cabeza tipo migrañoso o tensional
Dolores al tacto en puntos específicos del cuerpo
Edema (hinchazón) de pies con adormecimiento u hormigueo
Dificultad para concentrarse o “mente nublada”
Mareos usualmente relacionados con ciertas posiciones
Hipersensibilidad al estrés
Dismenorreas (dolores menstruales)
Entre un 50 – 70% de los casos presentan:

Colitis o Síndrome de Intestino Irritable
Visión borrosa
Labilidad emocional (llanto fácil)
Palpitaciones
Extremidades frías
Alergias
Disminución de la visión nocturna
Entre un 15 – 50% presentan:

Síndrome de “Pies inquietos”
Espasmos musculares
Disturbio de la audición
“Picazón” de piel , rashes
Cistitis (ardor al orinar)
Sudoración nocturna
Menos de un 15% presentan:

Depresión mayor (no obstante, la gran mayoría de los pacientes con FM padecen de síntomas depresivos leves a moderados).
Para poder diagnosticar la FM, se debe haber padecido de dolor muscular generalizado, rigidez y fatiga al menos 3 meses. Además, debe haber al menos 11 puntos dolorosos a la presión de los 18 puntos sensibles. Aunque se de el diagnostico de FM, no hay tratamiento “per se”.

Se prescriben medicamentos antidepresivos para aliviar los desordenes depresivos y de sueño. Es frecuente también prescribir antiinflamatorios no esteroideos (Ibuprofeno). En algunos casos, los puntos sensibles son infiltrados con lidocaína (un anestésico local).

Desafortunadamente, muchos pacientes no toleran los antidepresivos por sus efectos secundarios (reacciones de la piel, dolores de cabeza, nerviosismo, insomnio, mareos, fatiga, tremor, o poca concentración). Los antiinflamatorios funcionan a corto-mediano plazo y también tienen efectos secundarios potenciales como reacciones alérgicas en la piel, visión borrosa, tinnitus (sonidos en los oídos tipo campana) depresión, ulceras orales o malestar gastrointestinal. Irónicamente, algunos de los efectos secundarios son parte de los padecimientos de la FM. Un factor negativo es que al ser tratados por FM, los antiinflamatorios deben ser utilizados por tiempo prolongado, por lo que puede afectar funciones hepáticas y/o renales.

Acupuntura y Fibromialgia

La Acupuntura se ha utilizado en la medicina china por siglos. Se trata de introducir agujas en puntos específicos del cuerpo para mejorar el flujo de energía (a lo que el médico acupunturista llama “QI” o “Chi” también conocido como “Energía vital) que circula en todo el cuerpo por medio de meridianos o canales.

En décadas recientes, la acupuntura se ha popularizado cada vez más en el Occidente, y más estudios se han realizado para verificar sus beneficios.
Es por esto que múltiples estudios se han realizado relacionados con la fibromialgia y su tratamiento mediante la Acupuntura.

En Agosto del año 2005, en el Onceavo Congreso Internacional Sobre el Dolor realizado por la Asociación Internacional de Estudios sobre el Dolor, en Sydney , Australia, se presentó la evidencia sobre uno de los estudios más importantes hechos en las últimas décadas. La prestigiosa Clínica Mayo pudo concluir que mediante el uso de la acupuntura como terapia primaria para la FM, los síntomas mejoraron sustancialmente. El dolor, la ansiedad y la fatiga mejoraron en gran cantidad, no obstante, la actividad y funciones físicas no cambiaron mucho.

En otras palabras, el dolor pueda que haya disminuido, pero es difícil que el paciente pueda volver a realizar actividad cotidianas que cambió debido a la fibromialgia. Muchos pacientes deben hacer ajustes en sus rutinas físicas cotidianas (manejar por largo tiempo, caminar hacia el mercado, etc.). El estudio demostró que aunque el dolor, fatiga y ansiedad disminuyeran, los pacientes no podían volver a sus rutinas “pre-fibromiálgicas”.

En conclusión, la fibromialgia puede ser tratada alopáticamente con antidepresivos y antiinflamatorios, no obstante, no hay un tratamiento específico para esta enfermedad. Una opción a evaluar es la Acupuntura, que contiene prácticamente ningún efecto secundario. Además de que la Acupuntura puede aliviar el dolor, ansiedad y fatiga pero sin resultados tan poderosos como para que el paciente pueda volver a sus actividades anteriores a la fibromialgia. Más estudios sobre esta enfermedad deben ser realizados para mejorar la calidad del tratamiento y los tratamientos deben ser focalizados a mejorar la calidad de vida del paciente ya que todos tienen el derecho a una vida sin dolor.

 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.