diumenge, 6 de desembre de 2009

Bon Resum i ben estructurat, sobre tot el que comporta el SFC



Definición
Es una afección de cansancio o agotamiento fuerte y prolongado (fatiga), que no se alivia con el descanso y no está causado en forma directa por otras enfermedades. Para diagnosticar este síndrome, el grado de cansancio debe ser lo suficientemente fuerte como para disminuir en un 50% la capacidad de la persona para participar en las actividades diarias.
Ver también: fatiga.
Nombres alternativos
SFC; Fatiga crónica; Síndrome de disfunción inmunitaria
Causas, incidencia y factores de riesgo
Se desconoce la causa precisa del síndrome de fatiga crónica (SFC). Algunos investigadores sospechan que podría ser causado por un virus, como el virus de Epstein-Barr (VEB) o el virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6). Sin embargo, no se ha identificado ningún virus específico como la causa.
Los estudios sugieren que el síndrome de fatiga crónica podría ser causado por la inflamación a lo largo del sistema nervioso, y que esta inflamación podría ser una especie de proceso o respuesta inmunitaria.
También pueden jugar un papel otros factores como la edad, una enfermedad previa, el estrés, el medio ambiente o la genética.
Este síndrome ocurre con mayor frecuencia en mujeres de 30 a 50 años.
Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) describen el síndrome de fatiga crónica como un trastorno diferente con síntomas y signos físicos específicos, basándose en el descarte de otras causas posibles. Se desconoce el número de pacientes afectados por este síndrome.
Síntomas
Los síntomas del síndrome de fatiga crónica son similares a los de la mayoría de las enfermedades virales más comunes (dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga). Éstos aparecen en cuestión de unas pocas horas o días y duran seis meses o más.
Síntomas principales:
Fatiga o cansancio, nunca experimentado hasta tal grado antes (inicio reciente), que dura al menos seis meses y que no se alivia con el reposo en cama
Fatiga tan intensa que limita las actividades (la fatiga seria se desarrolla con menos de la mitad del esfuerzo comparado con antes de la enfermedad)
Otros síntomas:
Fatiga que dura más de 24 horas después de realizar una cantidad de ejercicio que normalmente sería tolerado sin problema
No sentirse descansado después de haber dormido suficiente tiempo
Falta de memoria u otros síntomas similares que incluyen dificultad para concentrarse, confusión o irritabilidad
Dolores de cabeza de calidad, gravedad y patrón diferentes de los anteriores
Dolor en las articulaciones, que muchas veces pasa de una articulación a otra (artralgias migratorias), sin edema ni enrojecimiento de las articulaciones
Sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila
Fiebre leve (101° F [38.3° C] o menos)
Dolores musculares (mialgias)
Debilidad muscular en todo el cuerpo o en distintas partes, que no es causada por ningún trastorno conocido
Dolor de garganta
Signos y exámenes
El examen físico puede confirmar la presencia de fiebre, sensibilidad e inflamación de los ganglios linfáticos u otros síntomas. Puede haber enrojecimiento de la garganta sin secreciones ni pus.
El médico diagnosticará el síndrome de fatiga crónica sólo después de descartar todas las otras posibles causas conocidas de fatiga, como por ejemplo:
Farmacodependencia
Trastornos autoinmunitarios o inmunitarios
Infecciones
Enfermedades musculares o neurológicas (como esclerosis múltiple)
Enfermedades endocrinas (como hipotiroidismo)
Otras enfermedades (como cardiopatías, nefropatías o hepatopatías)
Enfermedades psiquiátricas o psicológicas, en especial depresión (ya que este síndrome podría estar asociado con depresión; el diagnóstico de depresión no excluye el SFC, pero se debe descartar que la fatiga esté relacionada solamente con la depresión para diagnosticar SFC)
Tumores
Para diagnosticar el síndrome de fatiga crónica debe haber:
Ausencia de otras causas de fatiga crónica (excepto depresión)
Al menos 4 de los otros síntomas mencionados
Fatiga extrema y prolongada
No existen pruebas específicas para confirmar el diagnóstico de síndrome de fatiga crónica, aunque por lo general se realizan varios estudios diferentes para excluir otras causas posibles de los síntomas.
Los siguientes resultados de exámenes, aunque no son lo bastante específicos para diagnosticar el síndrome de fatiga crónica, se observan constantemente en personas a quienes finalmente se les diagnostica este trastorno:
Resonancia magnética de cerebro que muestra edema cerebral o destrucción de parte de las células nerviosas (desmielinización)
Niveles más altos de glóbulos blancos específicos (células T CD4) en comparación con otros tipos de glóbulos blancos (células T CD8)
Glóbulos blancos específicos (linfocitos) que contienen formas activas de VEB o HHV-6
Tratamiento
En la actualidad no existe cura para el síndrome de fatiga crónica; más bien se tratan los síntomas. Muchas personas con este trastorno experimentan depresión y otros problemas psicológicos que pueden mejorar con tratamiento.
Algunos de los tratamientos propuestos incluyen:
Fármacos antivirales (como aciclovir)
Fármacos para combatir infecciones por hongos del género cándida (como nistatina)
Medicamentos para disminuir el dolor, el malestar y la fiebre
Medicamentos para tratar la ansiedad (ansiolíticos)
Medicamentos para tratar la depresión (antidepresivos)
Algunos medicamentos pueden causar reacciones adversas o efectos secundarios peores que los síntomas originales del síndrome de fatiga crónica.
A los pacientes afectados por este síndrome se los anima a tener una vida social activa. El ejercicio físico suave también puede ser útil.
Expectativas (pronóstico)
Las expectativas a largo plazo para los pacientes con el síndrome de fatiga crónica son variables y difíciles de predecir cuando los síntomas comienzan por primera vez. Se ha informado que algunos pacientes se recuperan completamente entre seis meses y un año después. Otros pueden tardar más en alcanzar una recuperación total.
Algunos pacientes informaron que nunca recuperaron el estado anterior a la enfermedad. En la mayoría de los estudios, se informa que los pacientes tratados con un programa de rehabilitación extenso tienen mayor probabilidad de recuperarse por completo que aquellos pacientes que no buscan tratamiento.
Complicaciones
Depresión (relacionada tanto con los síntomas como con la falta de diagnóstico)
Restricciones en el estilo de vida (algunas personas sienten tanta fatiga que quedan prácticamente incapacitadas durante el curso de la enfermedad)
Efectos secundarios y reacciones adversas a tratamientos farmacológicos
Aislamiento social causado por la fatiga
Situaciones que requieren asistencia médica
Solicite una cita con el médico si experimenta fatiga intensa y persistente, con o sin otros síntomas de este trastorno. Otros trastornos más graves pueden provocar síntomas similares y se deben descartar.
Ver también: Recursos para el síndrome de fatiga crónica
Referencias
Harris ED, Budd RC, Genovese MC, Firestein GS, Sargent JS, Sledge CB. Kelley's Textbook of Rheumatology. 7th ed. St. Louis, Mo: WB Saunders; 2005:525.
Rakel RE, Bope ET. Conn's Current Therapy 2008. 60th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008.

FUENTEswinefluassessment.adam.com

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.