divendres, 5 de febrer de 2010

¿Fatiga Crónica? - Combátala

ORIGEN: http://lacomunidad.elpais.com/sindrome-de-fatiga-cronica-y/2010/1/27/-fatiga-cronica-combatala



http://www.altonivel.com.mx/notas/90036-¿Fatiga-crónica?-Combátala
Más de 17 millones de personas en todo el mundo padecen esta enfermedad. ¿Sabe usted si es uno de los afectados y cómo diagnosticarla?

icen que se trata de una nueva plaga, otros afirman que afecta principalmente a las personas que están sometidas a un estrés constante, incluso, hay quienes piensan que aumenta la probabilidad de manifestar algunos cánceres y otras enfermedades inmunológicas.
Lo cierto es que, según cifras del departamento del Instituto Whittermore Peterson (WPI) en Reno (EU), 17 millones de personas en el mundo sufrirían el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) sin estar conscientes de ello.

¿Qué es eso? Se trata de una sensación de agotamiento fuerte y prolongado que no se alivia con el descanso, siempre y cuando esta fatiga no sea causada en forma directa por otras enfermedades.

Pero eso no es todo. La aparición de esta enfermedad disminuye en 50% la capacidad de realizar actividades cotidianas tan simples como redactar documentos, realizar ejercicios físicos, cocinar e incluso recordar cosas.

Se dice que ha estado presente por muchos años en las sociedades y que ha sido conocida con diferentes nombres a lo largo de la historia. Sin embargo, un repentino incremento de personas afectadas en 1980 provocó que el mundo de la medicina comenzara a tomar interés por este mal.

¿Por qué se produce?
Las hipótesis más actuales apuntan a que una coexistencia de factores genéticos, baja actividad física durante la infancia, otros factores desencadenantes como el estrés físico o psíquico, infecciones virales, sustancias químicas, entre otros.

A raíz de esta cantidad de factores que confluyen en la enfermedad han nacido una serie de teorías sobre su existencia, no obstante aún no existe un acuerdo mundial.

Por ejemplo, sospechan que el SFC podría ser causado por un virus identificado como "Epstein-Barr" (VEB) o el virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6).

Otros investigadores sugieren que podría ser causado por una inflamación a lo largo del sistema nervioso o, por el contrario, podría ser una especie de proceso o respuesta inmunitaria a la enfermedad.

La comunidad médica acusa también la existencia de otros factores que aumentan la probabilidad de desarrollar el mal, entre éstos una enfermedad previa, el medio ambiente, el género y la edad, ya que ocurre con mayor frecuencia en mujeres de 30 a 50 años.

A dichas especulaciones se suma una reciente investigación realizada por los doctores Vincent C. Lombardi y Judy Mikowitz del Instituto Whittermore Peterson, quienes detectaron la existencia del virus de la leucemia del ratón, denominado "XMRV", en un porcentaje muy importante de enfermos con SFC.

De validarse, el hallazgo apoyaría la hipótesis de la implicación viral en la enfermedad.

¿Cómo detectarlo?
Una de las características más específicas del SFC es el impacto cognitivo que sufren los enfermos.

Lo que quiere decir que para detectarlo, es necesario realizar una comparación entre las actividades realizadas de manera previa y posterior a la instauración de la enfermedad; tanto en la esfera física, como en la intelectual.

Por otro lado, existen ciertos síntomas que se repiten en la mayoría de los pacientes y que podrían significar una pista para detectar la enfermedad. Éstos son:

· Agotamiento extremo
La persona presenta un grado significativo de cansancio físico - mental "inexplicable" y persistente que reduce substancialmente el nivel de su actividad habitual.

· Malestares post- esfuerzo
Existe una rápida fatigabilidad muscular y cognitiva luego de realizar una actividad que antes le resultaba simple. El periodo de recuperación es patológicamente lento, pudiendo llevar 24 horas o más.

· Trastornos del sueño
Se presenta bajo la forma de un sueño poco reparador o trastornos en la cantidad de sueño. Si usted se despierta muchas veces en la noche es un firme candidato.

· Mialgias
Este dolor puede experimentarse tanto en los músculos y cabeza, como en las articulaciones.

· Otros
Dos o más de los siguientes trastornos: confusión, desorientación, falta de concentración y atención, fallas en la memoria a corto plazo, trastornos sensoriales -hipersensibilidad a los ruidos, por ejemplo-y fiebre ligera.

Cómo recuperar la energía
Para las personas que sufren esta enfermedad el descanso normal no basta. Por lo tanto, la práctica de ejercicio y la buena alimentación se presentan como dos soluciones alternativas que pueden disminuir, en parte, los malestares.

Lo médicos aseguran que el ejercicio físico puede tener efectos curativos, ya que aumenta los niveles de energía y favorece la sensación de bienestar. No obstante, las personas con Síndrome de Fatiga Crónica deben tomárselo con calma a la hora de practicar cualquier actividad física que requiera esfuerzo.

En segundo lugar, una buena alimentación también puede resultar fundamental para recuperar el exceso de energía que demanda el estrés, por ello cuando el cansancio comienza a enfermar es necesario poner atención a la dieta y procurar que todos los grupos de alimentos estén presentes.

En este sentido, los nutricionistas recomiendan consumir, sobre todo, hidratos de carbono, proteínas y lípidos en las cantidades que requiere el organismo.

Este tipo de alimentos proporcionan los elementos necesarios para estimular al cerebro, así como la glucosa que necesitan las neuronas para trabajar de forma adecuada.

www.altonivel.com.mx

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.