dimecres, 6 de gener de 2010

"Vaya por el cambio" : Artículo de un Periodista "experto" en fatiga... Periodista mal documentado en SFC

ORIGEN: http://www.vanguardia.com.mx/XStatic/vanguardia/template/content.aspx?se=vidayarte&su=sociedad&id=449342&te=nota&dsq=28540623#comment-28540623

(GRANS consells per curar una malaltia que no te cura)(Llegiu els comentaris a la pàgina d'orígen; indignació, es el resum)

(...) Cambiar puede resultar difícil pero si se logra se pueden obtener muchos beneficios: incrementar la autoestima, alcanzar un mayor nivel de bienestar, mejorar en las relaciones con los demás y vivir con menos estrés.

Utilizaremos estas últimas líneas para desearle un año pletórico de éxitos y logros personales.

Ahora vayamos al tema de hoy.

Aleje la fatiga

Si a veces se siente decaído/a, usted no está solo/a. Más de la mitad de la gente se queja de falta de energía. Es casi como una epidemia. Y es común que nadie le da importancia a este síntoma, quizá porque la mayoría de las personas los experimenta.

Los médicos han creado una expresión para definir la vaguedad de esta disfunción de los tiempos modernos: “síndrome de fatiga crónica”.
Lo que pasa es que la época actual no es propicia para el descanso. Como usted mismo puede constatar, un día típico es una loca carrera contra todo y contra todos. Hay que tomar decisiones de toda índole y parece haber cada vez menos tiempo para pensar.

El resultado es que nuestro cuerpo y nuestra mente nunca tienen el descanso que merecen.

La buena noticia es que la fatiga crónica casi siempre proviene de una condición fácilmente tratable: basta con encontrar que es lo que estamos haciendo mal en nuestro ritmo de vida cotidiano.

Si está dispuesto a recuperar su vitalidad, le pondremos en conocimiento de lo que se ha encontrado hasta ahora sobre la fatiga crónica.
Cheque su menú

Usted sabe que una dieta balanceada es importante. Pues bien, recuerde que eso incluye frutas y verduras, que son las que proveen las vitaminas, minerales y antioxidantes que le permiten al organismo soportar las presiones de la vida diaria.

El segundo paso es tomar menos alcohol, sobre todo antes de irse a la cama.

Aun “una” bebida antes de irse a dormir puede afectar las etapas de sueño profundo, que son las más restablecedoras. Si usted no alcanza esas etapas del sueño, al día siguiente se sentirá mareado, malhumorado y falto de energía.

Y recuerdce que ciertos fármacos, como los antidepresivos y antiansiolíticos también pueden provocar que se sienta cansado. Si éste es el caso pruebe tomarlos a una hora diferente.

Haga un listado

Son muchas las condiciones que podrían encontrarse en el origen de la fatiga. Una de ellas es “el síndrome de las piernas locas”. Uno de cada siete adultos reporta sensaciones no placenteras en sus piernas durante la noche, pero casi nadie informa de ello a su médico, precisamente porque los síntomas son muy difíciles de describir.

No se sabe con seguridad qué causa este síndrome. Algunas de las personas que lo padecen tienen bajas reservas de hierro en su cuerpo. Esas personas se recuperan de la fatiga al tomar vitaminas o suplementos que contengan mineral de hierro (el hierro es importante para ayudar a acarrear el oxígeno a todas las células del cuerpo, y esa podría ser la razón por la que las personas con falta de hierro se sienten fatigadas).
Pero sea cuidadoso, el hierro a dosis altas puede ser peligroso. Si toma un suplemento de ese mineral, trate de que la dosis no sea mayor a 30 miligramos por día.

La fatiga también puede resultar de un virus (las infecciones pueden manifestarse como cansancio, debido a la acción del sistema inmune para rechazar al agente invasor).

Verifique su sangre

Una las primeras sospechas de los médicos cuando una persona se queja de fatiga continua, es que puede tratarse de un problema de la tiroides, una pequeña glándula en forma de mariposa, localizada en la base de su cuello.

La hormona secretada por la tiroides es la que controla su metabolismo, es decir el ritmo al cual usted convierte el alimento en energía. Esta es la razón por la que el mal funcionamiento de la tiroides se puede manifestar con falta de energía (una simple prueba de sangre le puede decir si su tiroides se está debilitando).

Los investigadores creen que los problemas de la tiroides son más frecuentes (el doble) de lo que se pensaba. Esto significa que muchos pacientes con problemas de la tiroides permanecen sin ser diagnosticados.
Una vez que la condición es identificada, el remedio es simple: tomar un suplemento de hormona tiroidea.

Monitoree su ánimo

Los expertos llaman a la depresión “el resfriado común” de la mente. Y al igual que un resfriado, puede dejarlo completamente sin energía.
El problema es que la mayoría de la gente que sufre de depresión o ansiedad, se queja de otros síntomas, por ejemplo dolor, mareo o fatiga.

En cualquier momento, 15 por ciento de las personas pueden ser diagnosticadas como “deprimidas”. Y entre las mujeres, una de cada cuatro estará “seriamente” deprimida a lo largo de su vida.

Un síntoma común de la depresión y la ansiedad es la perturbación del sueño, que funciona de manera diferente en uno y otro caso.

Por ejemplo, la gente “deprimida” se obsesiona por el “pasado”, y con frecuencia despierta a media noche o muy temprano en la mañana, y es difícil que se vuelva a dormir.

Mientras que la gente “ansiosa” se preocupa por el “futuro” y tiene problemas para quedarse dormida.

De cualquier manera, los que sufren estos desórdenes se sienten fatigados durante el día, pero una vez diagnosticados correctamente, ambos problemas son fáciles de tratar.

Hacer más ejercicio o aumentar el contacto social puede mejorar la depresión moderada. Y los medicamentos pueden corregir casos severos de depresión y ansiedad (“si se tratan adecuadamente, las dos terceras partes de las personas con estos problemas se recuperan en tres o cuatro meses”, dice un psiquiatra).

Qué hacer

Unos cuantos cambios en su rutina diaria pueden hacer la diferencia. Por ejemplo, asegúrese de pasar suficientes horas en cama, organice su tiempo con técnicas de optimización, y desarrolle una habilidad que casi nadie practica: aprenda a decir “no”.

Si tiene problemas para dormir, los expertos dicen que antes de acudir a las píldoras pruebe otras terapias, por ejemplo la caminata, los estiramientos, baños de agua caliente, masajes y ejercicio moderado y regular.

Eso debería ser suficiente para alejarlo de la fatiga crónica.

Fuente: vanguardia.es

POSTS DE RESPOSTES A L'ARTICLE:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.