dissabte, 12 de juny de 2010

Tratan a mujeres con fibromialgia como si fueran hipocondríacas

ORIGEN: http://lacomunidad.elpais.com/sindrome-de-fatiga-cronica-y/2010/6/11/tratan-mujeres-con-fibromialgia-como-si-fueran-hipocondriacas



Aunque el 2 por ciento de las mujeres del mundo padece una enfermedad de dolor crónico llamada fibromialgia, muchos médicos y familiares tienden a tratar a estas pacientes como hipocondríacas, es decir, como si sólo imaginaran su malestar. Esto se debe a que no existe una herramienta de diagnóstico para detectar este tipo específico de mal, y aunque las enfermas tienen 18 puntos del cuerpo donde experimentan dolor, sólo se perciben las alteraciones con complejos encefalogramas.
Lo anterior fue expuesto durante la segunda jornada del Foro Latinoamericano del Dolor, que reúne en la Rivera Maya a 650 médicos de 20 países.

El reumatólogo Antonio Collado, de la Universidad de Barcelona, explicó que esta enfermedad tiene la particularidad de causar dolor en el tejido conjuntivo y el aparato músculo-esquelético, por lo que es muy difícil ubicar un solo punto como fuente del dolor.

Reconoció que la comunidad médica no se ha puesto de acuerdo sobre las características de esta enfermedad, que fue reconocida oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1992.

“Este es un tipo de dolor que afecta a hombres y mujeres, pero de cada 10 pacientes con fibromialgia nueve son mujeres. Lo que conocemos hasta ahora de esta enfermedad es que el dolor aumenta a lo largo del día y empeora con el incremento de la actividad. Otra cosa que hemos observado es que un buen número de quienes padecen fibrimialgia son hombres y mujeres con personalidad hiperactiva y responsabilidades excesivas”, dijo el médico español.

En México este tipo de dolor ha sido ampliamente estudiado por el doctor Manuel Martínez-Lavín, autor del libro Fibromialgia. El dolor incomprendido, publicado por editorial Aguilar.

Mediante su libro, el doctor Martínez-Lavín explica cómo durante muchos años los médicos consideraban que la fibromialgia era únicamente un problema psicológico porque no había una inflamación ni alguna sustancia química en la sangre que hablara de algún daño que pudiera provocar dolor. Fue hasta 2006 cuando se presentaron estudios de resonancia magnética donde se demostró que, aunque los médicos no notaran ninguna causa de dolor, el cerebro estaba registrando sensaciones de dolor generadas en diferentes partes del cuerpo.

Durante la reunión internacional que tiene su sede en la Rivera Maya, Antonio Collado presentó el caso de una paciente española llamada Alba, quien dio un testimonio en el que explica cómo, a causa de la fibromialgia, experimenta un tipo de dolor “punzante, machacante, perforante” a lo largo del día. Inicia con dolor en la parte del cuello y los hombros, pero desde ahí se extiende, conforme avanza el día, hacia la cadera, articulaciones y plantas del pie. También indicó que el dolor aumenta después de que ha tenido capítulos en los que se pone nerviosa.

Uno de los medicamentos que actualmente se usa para atender la fibromialgia es la Pregabalina, que intercepta y se acopla a una proteína llamada alfa-2-delta y así reduce la actividad de las células nerviosas híperexcitadas. Esta medicina sólo se vende por prescripción médica.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.