dimarts, 15 de juny de 2010

Fibromialgia, la sensación de un dolor indefinido

ORIGEN: http://www.informador.com.mx/tecnologia/2010/209780/6/fibromialgia-la-sensacion-de-un-dolor-indefinido.htm

CIUDAD DE MÉXICO (14/JUN/2010).- A raíz de un accidente automovilístico, Sara comenzó a “sentir” dolor en el cuello y los hombros, conforme pasaron los días reportó a su médico que el malestar lo tenía en las extremidades, además de la zona lumbar. Semanas más tarde no sabía a ciencia cierta qué parte del cuerpo le dolía, al grado que le afectó su actividad laboral y su humor.

Lo que la paciente presentaba eran los síntomas de la fibromialgia; es decir, un dolor difuso que no puede definirse el punto exacto donde se ubica. Se estima que las personas del sexo femenino son quienes más lo presentan, al considerarse que su sistema genético está predispuesto para dicho malestar, explicó el doctor Antonio Collado Cruz, coordinador de la Unidad Multidisciplinaria para el Estudio y Tratamiento de la Fibromialgia del Hospital Clínico en Barcelona, España.

En el marco del 4 Foro Latinoamericano de dolor, realizado a principios de este mes en Quintana Roo, México, se dio a conocer que en países desarrollados ocho de cada 10 pacientes que acuden al médico para tratarse ese padecimiento son mujeres, un porcentaje que resulta similar en el caso nacional.

De acuerdo con el testimonio, el dolor es tal que hasta cuando la mujer se peina tiene molestias; presenta mareos, crisis de temblor y agotamiento que le han causado problemas en su casa y trabajo “como si no existiera nada más que yo y el dolor”.

Al respecto, el doctor Collado Cruz dijo que la comunidad científica no se ha puesto de acuerdo dónde se encuentra la lesión que provoca este tipo de dolor y cuya prevalecía es alta en la población mundial.

Cabe señalar que aunado a esa patología, las enfermedades que provocan dolor con mayor frecuencia entre la gente a nivel mundial son la artritis reumatoide y la osteoporosis, y se presenta en las diversas articulaciones del cuerpo.

A este malestar se le suman otros tipo de dolor como el de cabeza, cuerpo o muscular, lo que lleva a la gente automedicarse con algún antiinflamatorio. Sin embargo, “estos medicamentos producen efectos secundarios en el tubo digestivo, intestino delgado y colon”, según expuso el doctor Ángel Lanas Arbeola, jefe clínico de Gastroenterología en el Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, España.

Es por ello que, con el fin de saber los efectos del tratamiento estándar para dicho padecimiento, se realizó el Estudio CONDOR, en el que se analizaron sustancias como el diclofenaco y omeoprazol, con el fin de saber cuál es su efecto en el estómago y tubo digestivo.

En el estudio realizado por la iniciativa privada participaron cuatro mil 400 pacientes de 32 países, entre las que se encontraban personas de México.

De acuerdo con esta investigación médica que se llevó a cabo durante dos años, se demostró de manera científica que la sustancia ciclooxigenasa 2, empleada en el tratamiento de la fibromialgia, es un inhibidor y antiinflamatorio que no provoca daños en el tubo digestivo, estómago y colon, por lo que se convierte en alternativa terapéutica para contrarrestar el dolor sin efectos secundarios.

“A diferencia de una aspirina o naproxeno, que son efectivos para prevenir y reducir el dolor pero tienen efectos secundarios en el estómago, la ciclooxigensa no presenta daños, al contrario previene lesiones en el tubo digestivo”, explicó Lanas Arbeola.

Los especialistas coinciden en señalar que los medicamentos tradicionales funcionan, pero la tendencia actual no es sólo que traten el malestar, sino que no deterioren la calidad de vida de los pacientes, como ocurre con los efectos secundarios.

Con información de la Agencia ID.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Sisplau, encara que ho accepti preferiria que els comentaris no estiguin fets per usuaris "Anònims". Poseu almenys el nom i lloc de procedència al cos del vostre comentari. Sinó no seran acceptats.